COMO NACIÓ CIBOULETTE ?

Al principio del concepto...

La pasión de la cocina Una pasión

Siempre me ha gustado la buena comida. Ya de pequeña, me mecieron los bellos libros de cocina y los croissants calientes por la mañana. Nacida en París, la efervescencia gastronómica de la capital me tiene atrapada : las secciones interminables de librerías culinarias, las tiendas Delicatessen, el amor por el buen vino, la pastelería de los barrios chic, la crème brûlée del bistrot, los panes de chocolate de la merienda, la baguette todavía caliente de la cena, las queserías y sus escaparates apetitosos… La ciudad que llaman « el pequeño planeta de los manjares » es una continua fuente de inspiración. Rápidamente, comencé a coleccionar recetas, divirtiéndome al imaginar mis menús y preparando mis propias cenas.

Un recorrido

Gracias a mis contactos, empiezo a colaborar con personas apasionantes, especialmente profesionales de la Gastronomía. A continuación, me especializo en el sector del lujo, cuyo enfoque personalizado me fascina. Haute-Couture, Conciergerie, Hostelería, las Casas que me reciben tienen todas un punto común : el servicio a medida. Durante una experiencia en una residencia hostelera privada, descubro mi vocación. Cautivada por la actividad de la cocina, me inicio a la profesión al lado de los Chefs, quienes me revelan algunos de sus trucos.

Un flechazo

En 2008, descubro Buenos Aires. Orgullosa, dinámica e imprevisible. Es un flechazo : dos años de encuentros, descubrimientos y aprendizaje, y luego las ganas de dejar allá para siempre mis maletas. De vuelta en Francia, este deseo se hace más fuerte todavía y visito Buenos Aires muy a menudo.

Una revelación

2014 : nueva visita. Es entonces cuando me doy cuenta de que es en Buenos Aires donde quiero vivir de mi pasión. En Francia, maduro mi proyecto, dejo mi puesto y empiezo una formación en el taller de cocina Guy Martin, famoso por su savoir-faire. Llego a conocer un equipo de Chefs apasionados y exigentes. En mi elemento, observo sus ademanes e imagino mis futuras recetas. Poco después, Ciboulette nace, y con ella sus primeros talleres de cocina en París.

Una convicción

La de pensar que la cocina debe viajar para mejorarse, enriquecerse. El poeta francés Guillaume Apollinaire decía : « Hay que viajar lejos amando su casa ». Efectivamente la identidad de un país se basa en su cultura y sus tradiciones pero también en su capacidad para buscar nuevas inspiraciones. En 2015, está decidido : Ciboulette deja París para ir a Buenos Aires y para dar a conocer la cocina francesa a mi manera.